miércoles, 7 de octubre de 2009

Héroes de la esperanza, damas y caballeros de la vida

Autor: Alejandro Rutto Martínez

Son héroes anónimos, a quienes nadie ha premiado; ciudadanos sobresalientes a quienes no se les ha entregado ningún reconocimiento; personas valerosas que ha obtenido el triunfo más importante: el de la batalla librada contra los obstáculos recurrentes, la adversidad tercamente empeñada en arruinarles sus vida e, incluso, contra la indiferencia de sus semejantes.

Hemos querido hacerle un homenaje a quienes en algún momento de la vida pudieron rendirse. Para ello hubieran tenido el consentimiento de algunas personas, la comprensión de la sociedad y la solidaridad de la familia. Pero decidieron alzar la cabeza, mantener el rostro de frente a su cotidianidad y comenzar una nueva vida, con valentía, dignidad y mucho, pero mucho coraje.

Te invitamos querido lector a disfrutar de estas motivantes líneas. Pero antes prepárate, porque seguramente tendrás sentimientos encontrados: admiración por sus luchas; asombro por su enorme capacidad para afrontar los más dolorosos capítulos de su historia; y tal vez podamos sentir hasta un poco de vergüenza las quejas ante las pruebas que nos ofrece la vida.
Disfrutemos de la historia, de estos héroes como usted y yo.

Héroes que serían iguales a nosotros de no ser por una cosa: todo el tiempo han demostrado ser superiores en su buen ánimo y en la actitud para mirar la lluvia agradable que refresca la tierra reseca del desierto, la mariposa multicolor en su romance delicado con la flor más coqueta del jardín y la tierna sonrisa de los niños en su afán por demostrar la confianza que Dios aún le reserva al género humano.

Deja por un momento todo lo demás y sumérgete en las letras cargadas de fe que encontrarás a continuación:


Yuravis Isabel, la dama con alma de niña que venció el polio

Eran las siete y 15 de una mañana fría y nublada y la clase de psicología clínica avanzaba con normalidad en el salón 306 del tercer piso de la Universidad. Los estudiantes seguían atentamente las explicaciones de un profesor apasionado y... Leer todo el texto

Agustín Moreno, héroe de carne y hueso victorioso ante la pena y la adversidad

Era la una de la mañana de un día de julio del 2.005 cuando Agustín sintió ruidos extraños en el patio de su humilde residencia en el barrio Colombia Libre de Maicao. Sin pensarlo dos veces y, con el ánimo de defender a su familia de cualquier riesgo, decidió salir para averiguar qué estaba pasando...Leer todo el texto

Miller Martínez, el esfuerzo de un campeón

El sol comienza a declinar en el horizonte y se funde en un lienzo adornado por los mil colores del atardecer guajiro. Hoy, como todos los días Miller avanza con seguridad hacia la Universidad de La Guajira. Hace veinte minutos ha salido de casa... Leer todo el texto

web counter code



frontpage hit counter

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Leí las tres creónicas y quedé sorprendida de que en Maicao haya super héroes como estos cuya vida se trató con tanta maestría. Felicitaciones para el autor. A mí me motivaron mucho los textos y varias veces estuve a punto de llorar.
¡Qué maestría para escribir!

zuleima sierra dijo...

.... a diario nos quejamos por cosas inutiles que de una u otra forma tienen solucion....
emprender una nueva vida con discapacidades suele tornarse dificil..... es ilogico que aun existan seres humanos que no reconozcan y valoren lo lindo que es la vida... Dios tiene un proposito con cada uno de nosotros, y desde mi punto de vista nosotros no creamos nuestro destino y siempre estamos expuestos a muchisimas cosas y solo hay que salir adelante con mucha fuerza, valentia y dignidad.
para todas estas personas q decidieron mostrar su historia dejenme decirles que las admiro y que deseo de todo corazon q mi Dios los bendiga y les conceda todas las peticiones de su corazon que no hay mejor premio q el amor de la familia y sentir el carino y la ternura de amigos que siempre estaran alli para apoyarlos..

esto es una gran lucha..

bendiciones....!!!!!

felicidades sr alejandro rutto son historias q conmueven y nos dejan sin alieno y nos llena de fuerzas pa´ seguir adelante.....

Alexander R. dijo...

Estimado señor:

Mi nombre es Alexander Rodriguez, fui compañero de Yuravis Ruiz en la Universidad Santo Tomas y me gustaria contactar con ella de nuevo.

Yo soy profesor de Origami y quizas ella me recuerde por eso.

Si es posible y no es molestia, comentele por favor que quisiera contactarla de nuevo, mi correo es de_papel@hotmail.com

Muchas gracias